sábado, 13 de agosto de 2011

ZONA TÓRRIDA: 40 AÑOS DE TRANSDISCIPLINA por Pedro Téllez

Número 1 de la Revista Zona Tórrida en 1971
Estimados Amigos

Hoy inauguramos el blog de la revista Zona Tórrida con este ensayo de Pedro Téllez Pacheco dedicado a la evolución de esta revista a lo largo de sus cuarenta años de azarosa existencia.

El motivo principal para la creación de este blog es la de dar a conocer esta, ya emblemática, publicación de la Universidad de Carabobo y darle la oportunidad a los nuevos lectores de conocer textos que de otra forma les serían prácticamente inaccesibles.

Esperamos que este sitio sea de su agrado y desde este mismo momento esperamos sus comentarios.


ZONA TÓRRIDA: 40 AÑOS DE TRANSDISCIPLINA

Pedro Téllez

En 1971 se crean en la Universidad de Carabobo dos revistas que mar­caran historia: La revista Poesía y la revista Zona Tórridacon unos meses de diferencia, comparten en sus inicios la mayoría de sus colaboradores, la primera como su nombre lo indica se ocupará fundamentalmente del hecho poético; en Zona Tórridasi bien se publican cuentos y poemas, la columna vertebral la constituye el ensayo literario. De esta revista, de los colabora­dores a lo largo de sus etapas, del género ensayístico y sus posibilidades, nos ocuparemos en el presente homenaje. El primer jefe de redacción de Zona Tórrida fue Teófilo TortoleroGabriel De Santis era el director de Cultura y Tortolero el jefe del departamento de literatura, antes llamado Pu­blicaciones (José Luis Bonnemaison acaba de ser electo rector, le antecedió Humberto Giugni); el comité de redacción de Zona Tórrida lo integraban: José SolanesDaniel LabarcaEugenio Montejo, Juan Antonio Aldazoro y Alejandro Oliveros. Abre el número el discurso de Solanes en algún en­cuentro de psiquiatras, y que en la revista titula: La Alienación y los Aliena­dos. Se empieza con ironía: "Si este congreso se hubiera celebrado unas décadas atrás, quizás se le hubiera bautizado Congreso de Alienistas. No es imposible ahora que alguien piense que le convendría mejor el de Congreso de Alienados". Pasa el sabio catalán revista a las teorías sobre la alienación, desde el marxismo hasta la fenomenología. Le sigue una patobiografia de Oscar Wilde por parte de Alfredo Celis BlaubachRaúl Gustavo Aguirre publica su ars: Biografía de una experiencia poética, le siguen tres poemas de Ramos Sucre y las versiones francesas de SenelierEl Mandarín, Las Suplicantes La vida del Maldito. Poemas de García Morales y de dos bel­gas: Hennart y Goffm, cuentos de Esdras Parra y de Dámaso Ogáz. Ensayo critico de Cullere sobre Reynaldo Arenas, y cierran el numero reseñas de Baica Dávalos: Sitwell, Mallarme, Víctor Valera Mora {Amanecí de Bala), Joyce, Espriu. Se intercambia la revista con Creación y Criticaperuana, la colombiana Ecola española ÍnsulaPoesía de Venezuela. Edita la mejor imprenta del país para el momento: Editorial Arte de Caracas. Las ilustra­ciones son de Guevara Moreno y Jaimes Sánchez.


Número doble 2-3 de la Revista Zona Tórrida

En nuestro inconstante mundo editorial, tan importante como el primer número es el segundo, nuestra Universidad posee una buena hemeroteca de estos hijos únicos, solo la siguiente entrega estabiliza el proyecto: una línea entre dos puntos. El dos de Zona Tórrida es un volumen doble (2-3) y múltiple: La angustia y el olvido del ser: Guillent PérezHumanismo, estructuralismo y marxismo: Núñez Tenorio; Desarrollo: Motivación central de la educación: Reyes BaenaNerval visto por Albert Beguin: MontejoAurelia en la obra de Nerval: BeguinEl disonante cuarteto de Durrell: FraibergRilke poeta de la angustia: Téllez CarrascoEl afiche de la expo­sición Kienholtz: CastellaroFicción de lo nuevo: Efraín HurtadoEl hu­manismo adleriano: TortoleroSiete poemas: Silva EstradaPleno Verano: PalomaresAl conde de Lautreamont: Edgar Bayley, y La evidencia triun­fa. La decisión de Guillermo Tell: Baica DávalosMano de mono: Ben Ami FihmanUn domingo en la tarde: Orlando Araujo. Schiller: Búsqueda de la armonía: Pedro DunoColoquio en Sicilia: Victoria DunoZona Tórrida desde sus inicios da cobijo a distintos géneros: ficción y no ficción: ensayo, poesía y critica sobre poesía, filosofía, inter y multidisciplinas, médicos que escriben sobre poetas universales como si fueran sus pacientes (Celis-Wilde, Téllez Carrasco-Rilke) transdisciplina, pero trans no como un más allá de las disciplinas, sino como el atravesar de éstas, y valiéndose del ensayo, que atraviesa el objeto de su reflexión. Son 40 años de transdisciplina: poe­tas ensayistas (Oliveros, Montejo, Ludovico) narradores ensayistas (José Napoleón Oropeza, Laura Antillano, Jesús Puerta), médicos que son filósofos e historiadores (Molina Duarte, Mérida, Rojas Malpica), fenomenólogos, existencialistas, marxismo critico, estructuralismo, psicoanálisis, entre jungianos y lacanianos, por citar algunos afluentes, ciertos colaboradores.

Revista Zona Tórrida Nº 43.


El estilo transdisciplinar de esta revista literaria (que nunca será una revista arbitrada) se mantiene con sus matices a lo largo de sus etapas y redactores: los primeros cinco números de Tortolero y otros (1971 a 1974), del seis al nueve al cuidado del triunvirato de Oliveros, Montejo y Pérez Só (1975 al 76), del 10 al 17 por Pérez Só (1977 a 1989), del 18 al 41 Oliveros (1989 al 2008). Y la quinta etapa (42) que se inicia a cargo de Luis Alberto Angulo.

Los 40 años de una persona para los griegos eran el akmela edad de mayor florecimiento dentro de esta tradición de sus primeros redactores Tortolero, Montejo, Pérez Só, Oliveros, y sus colaboradores transdisciplinarios, que han puesto a dialogar a los escritores de la Universidad de Carabobo con las mentes más sensibles del país, consigo mismos, con nosotros y con hipotéticos futuros lectores, a través de un dialogo que no cesa.

Texto tomado de la Revista Zona Tórrida. Número 43. Páginas 139-140


No hay comentarios:

Publicar un comentario